jueves, 25 de marzo de 2021

ARCÁNGEL SIEMPRE EN EL RECUERDO

 


25 de marzo. Arcángel, tu ejemplo de compromiso, solidario, trabajador y buenagente, sigue en todas las personas que tuvimos la suerte de conocerte

martes, 23 de marzo de 2021

EN EL DÍA MUNDIAL DEL AGUA

El valor del agua. Este año 2021 las Naciones Unidas en la celebración del Día Mundial del Agua quieren concienciar sobre el Valor del Agua, que dependiendo del ámbito en el que nos encontremos el valor del agua adquiere un significado diferente. En los hogares, escuelas y lugares de trabajo, el agua puede significar salud, higiene, dignidad y productividad. Los datos siguen siendo muy preocupantes: El 71 % de la población mundial utiliza un servicio de agua potable gestionado de forma segura y el 45 % de la población mundial utiliza un servicio de saneamiento gestionado de forma segura. 

El agua y la salud. Con la pandemia mundial provocada por la Covid-19, una de las cosas que hemos aprendido es que el agua puede ser un arma para frenar el coronavirus, así como muchas otras enfermedades infecciosas. Sin embargo, esta pandemia ha evidenciado aún más la vulnerabilidad de los millones de personas que no tienen acceso al agua. El Día Mundial del Agua se celebra para promover y concienciar la importancia de este recurso para la salud de las personas.

La pobreza y el agua. Informes recientes de Intermón Oxfam, Cáritas y Fundación Foessa, alertan de un incremento creciente de la pobreza severa y de la vulnerabilidad debido a la crisis sanitaria, económica y social, y que una parte importante de los hogares vulnerables no disponen de dinero suficiente para pagar los gastos de suministros básicos, como el agua o la energía. Por otra parte, durante la pandemia se han evidenciado graves problemas de acceso al agua, al saneamiento y a la higiene por parte de sectores de la población vulnerables, generalmente vinculados a situaciones de pobreza y de emergencia habitacional relacionadas con desahucios, asentamientos informales y trabajadores temporeros.

En julio de 2010 la Asamblea General de Naciones Unidas reconoció el derecho al agua potable y al saneamiento. Ambos derechos son esenciales para el pleno disfrute de la vida, de la salud y de todos los derechos humanos. Las administraciones públicas están obligadas, por tanto, a respetarlos, protegerlos, cumplirlos y promoverlos en todos los ámbitos de la vida, tanto en los hogares como en los espacios públicos y comunes.

Desde la Plataforma del Agua consideramos que se debe garantizar la disponibilidad de un mínimo vital de agua y la prohibición de cortes de suministro para hogares en condiciones de vulnerabilidad económica y social, con la incorporación en el Ayuntamiento del mínimo vital, mediante la intervención previa de los servicios sociales municipales en casos de cortes de suministro. Estamos convencidos que la gestión directa del Servicio por los ayuntamientos es la manera de respetar, proteger y cumplir con los derechos humanos al agua potable y al saneamiento. Esta crisis pone en evidencia más que nunca la importancia de los valores colectivos de la gestión pública de agua: la solidaridad, la cohesión y la cooperación.

Para finalizar queremos recordar que en Alcázar de San Juan seguimos apostando por el Agua pública como garante del agua y saneamiento, derechos humanos básicos para la vida, que en nuestra ciudad no se hará realidad hasta que la multinacional Aqualia salga de Aguas de Alcázar y el Ayuntamiento vuelva a tener el control de la gestión del AGUA DE TODOS, porque el agua es un derecho humano, no es un negocio.

martes, 9 de marzo de 2021

ALCÁZAR SIGUE PERDIENDO

 


Si algún asunto municipal tiene interés para Rosa Melchor, si le interesa que se conozca, bien que se preocupa de que se entere todo el mundo, usando prensa, cámaras, declaraciones y hasta presencia de políticos de rango superior. Pero si lo que busca es que nadie se entere, entonces no hay declaraciones ni cámaras, entonces su preocupación es que el asunto pase desapercibido, que no vaya a crear comentarios.

Eso es justamente lo que pasa con la remunicipalización de Aguas de Alcázar. En la primavera de 2020 conocimos el dictamen del Tribunal Supremo que sentaba las bases de la anulación del contrato con Aqualia. En Alcázar, la alegría fue mayoritaria.

Pero pasan los meses y todo sigue igual. Aqualia incompresiblemente sigue gestionando nuestra empresa, nada parece que le preocupe. Y además, sigue ganando mucho dinero por su presencia aquí (en torno a 3.000 € cada día, según nuestros cálculos nunca desmentidos), un dinero que, de no estar ellos, se quedaría en nuestra ciudad. Rosa Melchor ha declarado que están trabajando en la anulación del contrato y en la elaboración de los estatutos de la nueva empresa, pero nadie sabe nada de cómo avanzan los trámites. La transparencia de Melchor y de su Gobierno es así.

El caso es que todo sigue igual. Y no debería ser así, porque Alcázar se movilizó contra la privatización como no se había movilizado antes por ninguna otra causa. Los alcazareños nos merecemos otro trato de la alcaldesa, más información, más interés.

El silencio y el secreto con el que se está haciendo todo podría llevar a pensar a alguien que hay un trato con Aqualia, una especie de “Lo siento, yo no quería, pero…”. En las manos de la alcaldesa está evitar esas suspicacias. Si se tiene ya el dinero necesario, la justificación legal y administrativa, y los recursos de gestión, ¿qué se espera para anular el contrato oficialmente, expulsar a Aqualia y tomar las riendas de la empresa?

Y si se está haciendo y las gestiones avanzan bien, ¿por qué no se habla del asunto, como si se quisiera ocultar algo?

Que nadie olvide que la empresa es de todos los alcazareños, y que es a todos los alcazareños a quienes interesan las noticias sobre la empresa. Que nadie olvide lo que cada cual ha hecho en estos últimos ocho años.

jueves, 28 de enero de 2021

UNA NUEVA AGUAS DE ALCÁZAR, PÚBLICA Y TRANSPARENTE

 Ya se ha conseguido lo más difícil. Ahora queda lo más delicado. Precisamente lo que más va a determinar cómo será Aguas de Alcázar en los próximos años. Felicitamos a todos los que han colaborado, de una o de otra manera, para que al fin llegásemos a este punto: está abierto el expediente de anulación de contrato con Aqualia para lograr que se vaya de Alcázar de San Juan. La labor ha costado muchos años y no todos han tenido el mismo papel, pero todos han apoyado para que se lograra.


Ahora queda configurar la nueva empresa. La Plataforma ha abogado siempre por conseguir una empresa pública que no sirviese a los intereses de nadie, ni de un socio privado ni de un grupo político. Para eso es imprescindible que la nueva empresa sea una empresa participada por la ciudadanía, que ahora será la verdadera propietaria, y con una gestión profesional y transparente. O sea, que no se deje en manos de quien no la va a gestionar para que funcione bien, esto es, para que los trabajadores se sientan valorados y útiles, para que los abonados sientan que su empresa se ocupa de lo que tiene que ocuparse. Que no se caiga en el error de gestionarla desde el Gobierno Local, porque ya sabemos que así solo se promueve el amiguismo, la extracción de beneficios para actuaciones que no tienen que ver con el ciclo hídrico.

Y además no podemos perder tiempo. Hay que avanzar con seguridad, con rigor y sin dejarse llevar por la prisa. Pero no hay que tener a Aqualia aquí ni un día más de lo imprescindible, porque eso cuesta dinero, mucho dinero, miles de euros que en pocas semanas se convierten en millones de euros. No están los tiempos para regalar nuestro dinero a nadie. Ninguna razón podría justificarlo, y menos razones electorales. Aqualia ya ha ganado mucho dinero en Alcázar por hacer durante estos últimos seis años y medio lo que nuestros operarios ya hacían antes, con iguales o mejores resultados.

Esperamos que todo siga su curso más derecho. Que, igual que se ha logrado la anulación del contrato de propiedad, se anulen los demás contratitos con los que Aqualia sigue ganando dinero aquí. Son esos contratos de prestaciones de servicios (mantenimiento informático, call center, control de calidad, etc.) que el mismo día 9 de septiembre firmó Diego Ortega con Aqualia, más otros que han surgido durante la estancia de Aqualia en Aguas de Alcázar.

Esperamos que se avance con seguridad para que en unos pocos meses (y mejor si es en unas pocas semanas), seamos de nuevo propietarios de nuestra empresa de aguas.

miércoles, 30 de septiembre de 2020

Aprobada la operación de crédito para remunicipalizar Aguas de Alcázar

Con el voto en contra de los concejales del PP y Vox y el voto favorable del resto de la Corporación, el Pleno Municipal de Alcázar de San Juan ha aprobado la propuesta de adjudicación para suscribir la operación de crédito a largo plazo con la que financiará la remunicipalización de Aguas de Alcázar. Operación a 12 años (2 de carencia y 10 de amortización) que asciende a 5.551.490 euros y que se contratará en varios tramos con dos entidades financieras: el primero, con BBVA, por importe de 1.850.496 euros, con un tipo de interés del Euribor a seis meses más 0,66; y el segundo y tercer tramo,
con Liberbank, por importe de 3.700.993,93 euros, con un tipo también del Euribor a seis meses más 0,67.


Con este dinero, tal y como ha explicado el portavoz del Equipo de Gobierno, Gonzalo Redondo, el Ayuntamiento devolverá al socio privado, es decir a Aqualia, los 3,6 millones de euros que quedan por pagar del préstamo que la multinacional concedió al consistorio (6,5 millones fueron en total, a un interés del 4%, de los que ya está prácticamente pagada la mitad, incluido más de un millón de intereses), además del 1,2 millones de canon anticipado, 66.000 euros por las acciones y 1,75 millones de la prima de emisión.

La operación ha sido aprobada con los votos de PSOE, IU, Equo y Ciudadanos. Los grupos de la Izquierda han vuelto a posicionarse claramente en favor de la gestión 100% pública de la empresa de Aguas, considerando que el préstamo se puede asumir sin problemas dada la situación económica saneada del Ayuntamiento. Ciudadanos ha argumentado que más que la gestión pública lo importante es la calidad del servicio, aunque ha votado a favor de la operación y de la gestión directa, “porque así lo quiere la mayoría del pueblo”; Vox ha planteado algunas dudas sobre si las cifras van a ser aceptadas por Aqualia; y PP ha vuelto a argumentar que Aguas de Alcázar estaba en quiebra técnica en el año 2011 cuando Diego Ortega llegó a la alcaldía y la única solución era recapitalizarla con un socio privado.

La alcaldesa, Rosa Melchor, ha cerrado el debate recordando que el objetivo de esta operación es devolver la empresa al pueblo de Alcázar, único y verdadero dueño de esta sociedad.

De elsemanaldelamancha.com

miércoles, 9 de septiembre de 2020

¿PARA CUÁNDO LA EJECUCIÓN DE SENTENCIA?


La Plataforma contra la Privatización de Aguas de Alcázar recuerda que este lunes, 7 de septiembre, se han cumplido 6 años desde que “el gobierno de Diego Ortega vendió la empresa de Aguas a la multinacional Aqualia”. “Desde entonces, Alcázar ha perdido muchísimos euros, según nuestros cálculos unos 3000 euros diarios, es decir una cifra superior a 6,5 millones que, si Aqualia no estuviera, podrían haber redundado en beneficio y riqueza de la ciudad”, afirma Fernando Ruiz de Osma, portavoz de la Plataforma.
 

Seis años después, la Plataforma recuerda que Aqualia sigue en Alcázar, a pesar de que “en Primavera se hizo firme la sentencia del TSJCLM por la que queda anulado el contrato de concesión; y por tanto, Aqualia está en situación irregular desde entonces”. “El gobierno local dijo entonces que tenían que esperar a que se les comunicara tal sentencia… Pero, han pasado meses y no tenemos noticia. No sabemos si les ha llegado comunicación o no; ni si los abogados saben algo o no”, manifiesta Ruiz de Osma lamentando el “silencio absoluto respecto a este tema”.

Ante tal situación y en el marco del sexto aniversario, la Plataforma pregunta, a través de los medios, si el Ayuntamiento ha recibido comunicación oficial de ese fallo que hace firme la sentencia de Albacete; si hay algún plan del gobierno más allá de un acuerdo de Pleno que luego se queda en el cajón y no se cumple; y si hay alguien del gobierno que esté trabajando en este tema para recuperar la empresa y hacer efectiva la sentencia”.


“Nos gustaría recibir respuesta, saber qué esta pasando, porque cada día Alcázar pierde mucho dinero, no se puede esperar más y menos en una situación de crisis como la presente. El Ayuntamiento no puede esperar, no vale ir despacio para no equivocarnos, es el momento de acelerar el paso, porque las sentencias hay que cumplirlas y esta no puede esperar tranquilamente, urge su cumplimiento, urge que Aqualia salga de la empresa y deje de ganar un dinero que no tiene ya por qué llevarse”, afirman los responsables de la Plataforma, solicitando información “Queremos saber si se está haciendo algo y si se está negociando con los directivos de Aqualia”, apuntan.

Ruiz de Osma recuerda que la recuperación de una empresa pública siempre reporta beneficios a un Ayuntamiento si se gestiona bien; y pone el último ejemplo de Valladolid, “donde los ciudadanos han recuperado la gestión de sus aguas”. “El Ayuntamiento sabe que eso es dinero para las arcas municipales pues, si se gestiona bien, el beneficio económico es claro”.

“No nos gusta pensar que Melchor está dejando que el asunto caiga en el olvido, esperamos que no crea que la gente se va a olvidar. La cosa no está para olvidos, sino para recordar… Y por eso, en este día, desde la Plataforma queremos recordar quién y cómo se vendió la empresa de Aguas de Alcázar; y recordar, al mismo tiempo, quién tiene que hacerla pública de nuevo”, concluyen.

jueves, 2 de julio de 2020

Verdades, medallas y silencios: ¿Mejor encendemos la luz?

Pleno de la Corporación de Alcázar: se habla largamente de la remunicipalización de Aguas de Alcázar, gracias a una moción conjunta IU-Equo. Casi todos explican su posición según lo que era de suponer: Equo e Izquierda Unida manifiestan su alegría, agradecen la lucha obstinada de quienes han luchado, y animan a completar la remunicipalización de una vez; Ciudadanos aclara que ellos no son parte de esta batalla y que, si beneficia al pueblo, ellos lo apoyan; Vox advierte “Bueno, háganlo, pero quiero informes puntuales de todo lo que vaya pasando”; PP justifica su actuación pasada y augura el desastre si se remunicipaliza la empresa de Aguas.

 Pero es notable el mensaje del PSOE, de la alcaldesa en particular. Vaya por delante nuestra alegría al comprobar que van a remunicipalizar de verdad, esto será ciertamente histórico y tendrá sus nombres como protagonistas. Pero el empeño en mostrarse como el héroe salvador que ve a la chica en grave peligro y llega inmediatamente con su capa blanca a vengar el ultraje y rescatar a la víctima, eso parece excesivo.

 Ese afán de protagonismo, ocultando, silenciando, no nombrando por su nombre a nadie más que a sí mismos, es un vuelo bajo, es una muestra de poca altura. El vencedor se convierte en héroe solo si tiene mirada amplia y generosa. Solo hay una medalla y ya tiene inscrito el nombre de la alcaldesa, enhorabuena sincera.

 Pero no se dan cuenta de que lo que se ha conseguido -o casi- no es algo meramente local, es algo que alcanza mucho más lejos, es algo de lo que ya están hablando en todos los foros nacionales, es motivo de alegría en toda España, aparece ya en publicaciones internacionales (basta buscar “Alcázar” en la revista digital www.globalwaterintel.com y se lee el artículo de Richard Weyndling). Pretender que esto es una cosita más del repertorio de acciones municipales es no entender bien la dimensión, es volar muy bajo.

 Lo que se está a punto de lograr no es el solo el final de un proceso, es el comienzo de una oportunidad. Hay que entender esta remunicipalización como la posibilidad de emprender el camino del cambio hacia un Alcázar solidario y ecológico. Ahora podremos decidir sobre todo lo referente al ciclo hídrico (desde la captación hasta la reutilización), que es como decir sobre todo lo referente a la vida social y natural de nuestra comunidad. No se recupera solo una empresa pública, se recupera el control del futuro. Y hay que saber lo que se quiere hacer con ese futuro.

 Animamos a todos los miembros del Gobierno a alzar el vuelo, descubrirán que este logro es mucho más importante si se entiende como colectivo. Y no solo de los vecinos de Alcázar, también nosotros hemos sentido estos años el apoyo de mucha gente de España y de Europa. Quedarse en lo local para aumentar el beneficio electoral es una muestra de pobreza.

 Podríamos empezar por encender bien el foco y ver todos los rincones, ver con claridad a todos los participantes en el logro. Convocar la Mesa del Agua, reactivar esa mesa de contacto entre el Gobierno y algunos representantes de los colectivos implicados, es un punto de arranque imprescindible. No hacerlo parecería que se está ocultando algo, y no hay ninguna razón para hacerlo.

 Porque las cartas están repartidas ya: lo único que queda por saber es cuánto dinero queda por devolver a Aqualia (ya se han cobrado una buena parte) y no permitir que sigan en Aguas de Alcázar haciendo nada de nada. No valdría decir que se van pero dejar que sigan prestando servicios por los que tengamos que seguir pagándoles. Que se vayan y que se olviden de Alcázar, igual que nosotros nos olvidaremos de ellos.

 Plataforma contra la privatización de Aguas de Alcázar